Logo
Twiter Facebook Meneame
Viernes, 15 de Octubre del 2021
Sábado, 04 Septiembre 2021

¿Qué se puede hacer con la manzana del cocodrilo?

Valora este artículo
(3 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

Lo de la Manzana del Cocodrilo, el solar que cierra el Paseo en la zona de la Gran Vía, es ya asunto antiguo. Todavía recuerdo, hace 25 años, los edificios que poblaban lo que hoy es un solar. Edificios muchos de ellos de solera, con viejos comercios y bares de toda la vida (no hace falta recordar de dónde le viene el nombre al lugar) y viviendas unifamiliares también añejas. 

Casi tan antigua es la polémica sobre qué hacer con este solar. En primer lugar las diferencias entre los propietarios de las diversas parcelas del mismo han retrasado años, cuando no lustros, la eliminación de las últimas (y en buena medida ruinosas) edificaciones que quedaban en pie. Una vez limpio y raso el solar los propietarios han iniciado los trámites para la construcción en el mismo de viviendas y locales comerciales. Y hay que decir que están en su derecho, porque la Manzana del Cocodrilo es una propiedad privada de varios particulares, quienes pretenden obtener beneficios mediante la actividad inmobiliaria.

 

Algo que es absolutamente legal. Naturalmente lo que se construya y su disposición deben ceñirse a lo estipulado en el Plan General Municipal de Ordenación de Cieza, que data de 2008. De hecho han podido verse ya vallas publicitarias con impresiones artísticas de las futuras construcciones. Ahora bien, entre la ciudadanía local corren diversas opiniones e impresiones sobre la cuestión, no siempre basadas en lo que es posible y legal. Y no se puede ir más allá de lo posible y legal, hay que decirlo claramente.

 

Muchas voces en Cieza piden la expropiación de la Manzana del Cocodrilo para unir así los tres tramos del Paseo y crear una vía de entrada directa al centro de Cieza desde la rotonda de la antigua N-301. Imaginan muchos vecinos cómo quedaría este “súper paseo”, que desde luego cambiaría en buena medida la configuración de la localidad. O quizás no tanto, dado el proyecto de peatonalización del Paseo, lo que dejaría el acceso en automóvil al centro desde el exterior de Cieza prácticamente como hasta ahora.

 

Problema: la expropiación es imposible, dado que vulnera el PGMO de 2008. Según este solo se puede expropiar por causa de interés general, y esta causa, si se trata de construir equipamientos de jardines y zonas verdes, simple y llanamente no existe, al contar la ciudad con otras cercanas a la zona. La segunda opción sería que el Ayuntamiento decidiera la compra de la Manzana del Cocodrilo por un justiprecio que ya ha sido tasado. Muy elevado, por cierto, para un Consistorio de una ciudad del tamaño de Cieza: nada menos que cuatro millones de euros. Eso supone una sexta parte del presupuesto municipal de 2021 de nuestra ciudad, una cantidad ciertamente abultada, por decirlo suavemente, y que hipotecaría durante años las arcas consistoriales. Máxime teniendo en cuenta que los actuales propietarios, sin ningún género de dudas, plantearían una fuerte batalla legal para evitar una compra que, muy probablemente, menoscabaría en mayor o menor grado los beneficios que pudiesen obtener mediante la edificación y venta de viviendas y locales comerciales en el solar. Sin contar con que sería imprescindible una modificación puntual del PGMO para llevar a cabo esta compra y su posterior conversión en zona verde.

 

¿Merece la pena el esfuerzo económico y legal que habría que realizar? Las opiniones son dispares. Pero pensemos en cómo estaba la zona hace décadas, cuando los edificios de la Manzana estaban todavía en pie y en uso. Apenas, por no decir nunca, se escuchaban opiniones a favor del derribo y de la expropiación o compra del solar para unir los paseos, alguno de los cuales ni siquiera existía. Solo cuando los edificios han sido derribados y se ha planteado la construcción en la Manzana de viviendas ha surgido la polémica. Muchos vecinos, lamentablemente desconocedores de la situación legal del solar, han creído que era sencillo convertirlo en zona verde de propiedad municipal. Y no es así, ni muchísimo menos. Todo es opinable, pero la realidad legal y urbanística debe imponerse sobre todo lo demás.

 

Porque, aunque el Ayuntamiento ha mostrado su disposición a comprar mediante justiprecio la Manzana, hay que valorar como he dicho antes si merece la pena el esfuerzo. En primer lugar, el esfuerzo económico, notable como hemos visto, y que podría ser mayor si la justicia fallase en un hipotético duelo jurídico a favor de los propietarios. Cuatro millones de euros como mínimo suponen un gasto en mi opinión excesivo para el beneficio social y urbanístico que se conseguiría. Máxime cuando el proyecto de urbanización de los propietarios, basado en la construcción de dos edificios con una amplia calle central entre ellos, da visibilidad a esa unión directa de los paseos que se ha convertido en el motivo principal de queja de quienes piden la compra del solar.

 

Resumiendo. ¿Puede hacerse? Sí. ¿Debe hacerse? Creo que no, porque el gasto sería difícilmente asumible para nuestro Ayuntamiento y ese dinero podría dedicarse a otras cuestiones mucho más necesarias en zonas más pobres de la ciudad en las que falta equipamiento urbano, o para apoyar a los sectores socialmente más desfavorecidos de Cieza.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.