Logo
Twiter Facebook Meneame
Sabado, 28 de Noviembre del 2020
Sábado, 24 Enero 2015

Estudio y restauración de una flauta del luthier “Martín Fréres”

Flauta con su correspondiente estuche Flauta con su correspondiente estuche

CLR/Antonio León Mas Gómez.

Durante el mes de marzo del pasado año adquirí a un anticuario una flauta de cinco llaves, con su estuche original de madera, que perteneció a una casa solariega de una conocida localidad de Almería.

La flauta travesera no mostraba ninguna marca del fabricante, y el vendedor así lo afirmaba, pero el poseer un estuche de madera forrado en terciopelo rojo me indicaba que debía ser un instrumento exquisito y selecto. Un objeto delicado debe ser envuelto o protegido de la mejor forma posible. Tras recibirlo en casa, pronto quedé gratamente satisfecho por la compra realizada, aunque no se apreciaba ninguna marca o señal del luthier. Transcurridas unas horas, y tras digerir tantas emociones, busqué una lupa y a contraluz, y con diligencia, aparecieron pequeñas marcas elípticas en varias secciones de la flauta.

 

Pronto, mi esposa y yo, descubrimos y deletreamos las letras y el anagrama del fabricante grabadas de forma sutil y elegante sobre la madera de granadillo de los cilindros cónicos de la flauta. El fabricante era: “Martín Fres (sic) A París” y su logotipo una mosca común. Este hallazgo ratificaba mis mejores sospechas, a la vez que nos mostraba un fabricante completamente desconocido para mí, pues ignoraba la existencia de flautas con dicho nombre. Al día siguiente inicié la búsqueda de información sobre el luthier para la catalogación del instrumento. Descubrí que los hermanos Martín, hijos de luthiers, se establecen, ca. 1840, en La Couture Boussey (Francia) para fabricar clarinetes y flautas que después vendían en las principales capitales de Europa. Los hermanos (Fréres, en francés) Martín se llamaban: Jean- Baptiste (1817-1877), Claude Eugene (1819-1874) y Félix (1821-1896).

 

Todos fabricaron instrumentos musicales y conservaron su nombre hasta el fallecimiento de Félix, empresa que después pasó a fabricar solo clarinetes hasta principios de siglo XX. La flauta posee cinco llaves, realizada en madera de granadillo con juntas de alpaca, también conserva todas sus secciones cónicas y el barrilete de afinación aunque le faltaba el tapón o coronilla superior. Este instrumento musical, y tras consultar varias referencias bibliográficas, lo sitúo cronológicamente a finales de siglo XIX. De los museos nacionales consultados, debo mencionar la colección del Real Conservatorio de Madrid donde nos aparece inventariada una flauta similar (nº inventario: Fl 12) aunque lamentablemente incompleta pues le falta dos bloques o secciones.

 

Semanas más tarde barajé la necesidad de recuperar este instrumento musical y proceder a su restauración. Pero, ¿a quién podía confiar este trabajo? Conocía la existencia de importantes y conocidos profesionales, y de entre todos ellos me habían hablado de nuestro paisano Ginés Cano y de su taller, sito en la plaza de los Carros de Cieza. Pasados unos días, me presenté en su taller y le comenté el motivo de mi visita, enseguida empatizamos y amablemente me mostró su local y la gran variedad y calidad de instrumentos que repara y restaura. En aquellos días reparaba unos timbales para dos orquestas nacionales junto a otros instrumentos de profesores y solistas. Al mostrarle la flauta, de inmediato, me preguntó qué deseaba hacer con ella a la vez que me indicaba las necesidades que requería para su puesta a punto. Tras explicarme las técnicas y materiales tradicionales que emplearía para su restauración acordamos un presupuesto ajustado, sabedores ambos del trabajo laborioso, especializado y las futuras dificultades que podrían surgir.

 

Después de rellenar la ficha correspondiente, le entregué la flauta y el estuche de madera. Transcurridas varias semanas, recibí, casualmente el día de mi cumpleaños, la llamada de Ginés con la que me comunicaba la finalización de su trabajo y su entrega. Al día siguiente volvía a su taller y me mostró el resultado. Quedé gratamente sorprendido del increíble trabajo realizado. Aquel instrumento olvidado, sin aparente marca del fabricante, aparecía ante mis ojos completamente restaurado. Tras explicarme las diferentes dificultades y retos que tuvo que resolver, me devolvía el instrumento, no sin antes mostrarme y entregarme un dossier con fotografías del trabajo realizado y con la pertinente foto final. Muchas veces buscamos fuera de nuestras tierras a especialistas cuando en ocasiones disponemos de verdaderos profesionales más cercanos de lo que imaginamos. Y es que mi ciudad es sorprendente.

 

Antonio León Mas Gómez.

Galería de imágenes

Haga clic sobre las miniaturas para verlas ampliadas y navegar por la Galería de Imágenes.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.